domingo, 27 de enero de 2008

Entrevista a Melania en el periódico Mediterráneo

Melania Querol EXCONCURSANTE DE ´GRAN HERMANO´ : "En Castellón he recibido increíbles muestras de cariño y buen rollo"

NACIMIENTO: MORELLA, 1981

PROFESIÓN: ESTUDIANTE

TRAYECTORIA: ESTUDIA DERECHO EN LA UJI. HA SIDO UNA DE LAS CONCURSANTES DEL ÚLTIMO ´GRAN HERMANO´. MANTIENE UN CONTRATO ANUAL CON LA PRODUCTORA DEL CONCURSO POR EL QUE PARTICIPA EN ACTOS, FIESTAS Y PROGRAMAS DE TV



Le gusta la carrera de Derecho, el derecho procesal, penal, mercantil, le fascina el derecho romano, pero también encuentra interesante las relaciones internacionales y las leyes comunitarias. Ahora está de exámenes, y deseando terminar su quinto curso de carrera, pero el paso por Gran Hermano ha movido ficha en su vida.

Melania Querol sonó fuerte desde el primer día, temperamental, diferente, atractiva. Ella es así, siempre ha sido así, guste o no guste. Es auténtica y lo fue a su paso por esa casa mediática que atrajo a millones de espectadores.

Ha vivido varios meses observada por las cámaras, se ha enamorado, lo ha disfrutado y su novio italiano Piero insiste en aquello de "me encanta Melania". Conserva la amistad con los concursantes Andala y Amor. Y aquí, en Castellón, en Morella, su vida ha cobrado protagonismo. Ha pasado por numerosos escenarios televisivos y ha posado para Interviú. Tiene clubs de fans, un club y blog melanio, y hasta el programa radiofónico Tots amb Melania. Le gusta mucho practicar deporte y la lectura, aunque ahora, su prioridad "es leerme estos libros de derecho tributario, financiero y mercantil".

Tiene el sueño guardado de "encontrar el trabajo de mi vida, que me dure mi gente, mi familia, mi madre, tengo unas amigas que no me merezco, quiero cuidarlas y mantenerlas toda la vida". Y como deseo, quiere que cambie el mundo. "Que tengamos una mentalidad más libre, sin prejuicios, una sociedad más justa, equitativa, sin tanto rico y sin tanto pobre, que todo el mundo pueda vivir, estudiar". Este fin de semana ha pasado por la discoteca Pirámide, como toda chica GH, dejando genio y figura, y esa sonrisa que nace en la boca pero permanece cálida y próxima en su abierta mirada.

--¿Terminará siendo abogada?

--Me gustaría, me inscribiré en el Colegio de Procuradores y a ver qué pasa, aunque ser abogado no es fácil, o tienes contactos o haces un super máster. Pero soy muy trabajadora, he hecho mil cosas y en la vida la mayor parte del tiempo se pasa trabajando o durmiendo, por eso quiero trabajar en lo que me guste.

--Ya conoce el mundo de la comunicación en rosa, ¿no le tienta dedicarse a esta historia?

--Estaría bien si surgiera algo interesante. ¿Por qué no? Pero esto es farándula, y con sus montajes. Y es una falacia eso de pensar ser rica y famosa, así, sin nada, no me gusta, tengo los pies en la tierra. Para mí ha sido una puerta que se abre y no hay que dejar pasar oportunidades, aunque todavía me pregunto cómo pensé la locura de entrar en GH.

--Ha sido una concursante de mucha resonancia mediática.

--Me parece increíble y hay que aprovecharlo. Pienso en personas como Andala, que es genial, y que está en su casa parado, o Ángela que no ha vuelto a saberse de ella, ni de otras ni otros. A lo mejor ser expulsada antes me ha permitido más recorrido mediático. Pero este tipo de programas son efímeros, tanto que Telecinco ya ha puesto en marcha Supervivientes y se acabó el eco de GH. Te exprimen hasta donde ven que ya no pueden sacar nada destacado, o el morbo que busca este tipo de programas. Ya no hay plataformas como había antes, y además me parece que ha sido la edición con la gente más joven y normal de todas.

--¿Qué experiencia ha vivido?

--Lo mejor ha sido la experiencia en sí misma, pero más individual que colectiva. Llegas a conocerte mejor. Me he sorprendido al verme segura cuando soy insegura, a ser independiente cuando tengo dependencia de los míos. Ha sido como un impulso. Y lo peor ha sido que al salir tomas conciencia de lo que ha significado entrar. Allí dentro eres como inconsciente, te dejas llevar, olvidas que hay cámaras por todas partes... Yo he mostrado cómo soy, así de fácil. Y cuando sales, te encuentras de golpe con otra realidad, mucho más fuerte, y ves cómo la familia, las amigas, mi pueblo, lo han vivido con una intensidad que ni imaginas. Esto impacta, llegas a sentir cierta culpa por arrastrar a tanta gente a seguirte, a apoyarte.

--En su paso por el programa, puso toda la carne en el asador.

--Soy así, la gente que me quería, lo sigue haciendo y la que no, lo mismo. No me puedo quejar. En Castellón he recibido increíbles muestras de cariño y buen rollo, sobre todo de jóvenes y de niños.

--Y eso que ha salido en un programa no apto para menores.

--Sí pero la mayor repercusión y cariño me llega de colegios e institutos, de escolares. Durante el día se debe multiplicar la audiencia de GH en otros programas y en los de zapping.

--¿Cómo se vive la vida en rosa de esta rueda mediática?

--Mi primera experiencia, además del día que salí de la casa, fue en el debate de GH y lo pasé mal. Es difícil expresarte. Fue el primer momento en el que tuve conciencia de qué es la televisión. Ves aquel plató, las cámaras, te acribillan a preguntas y te quedas paralizada, nerviosa. Cada pregunta que te lanzaban era como una chispa. ¡Pasa palabra!, pensaba.

--¿Cómo se siente en este tipo de programas dedicados a buscar tanto morbo?

--Lo cierto es que hurgan mucho en las vidas privadas. Y entiendo que pasando por donde he pasado te expones, aunque conmigo no ha sucedido. Pero intentan buscarte, porque hace unos días, Piero dijo en una promoción algo tan real como que vivimos en dos ciudades diferentes y la chica que lo entrevista dijo que ya estábamos separados. Y a todo esto, a mí me llaman para que vaya a la tele a Madrid a explicarlo, a contar algo que no es verdad. Bueno es una tontería, un ejemplo, pero sacan una frase de contexto y ya está servido el morbo. Esto sí que sabe mal, da rabia.

--Y decide posar para Interviú.

--Al final no sabes muy bien por qué lo haces. Bueno, ha sido una oportunidad de ganar un dinero, entras en esta vorágine y aprovechas la coyuntura. Piensas que es como cobrarte los excesos que también se derivan de este mundillo. Y todo es efímero, la televisión, aquella semana con Piero; las cosas pasan, se olvidan y con la revista, lo mismo. Pero somos un país que aún sufre retraso en cuanto al respeto y a la libertad de los demás. Lo pensé mucho, consulté a mi madre, a mis amigas y me animaron, porque, ¿sabes?, hagas lo que hagas los que hablan mal de ti van a seguir haciéndolo, y los que te quieren no van a dejar de quererte, y es lo que realmente me importa.


Fuente: www.elperiodicomediterraneo.com



2 comentarios:

BuffyFaith dijo...

Gracias por colgar la entrevista!!
k maja melania!

Espe dijo...

Es que es auténtica auténtica! Gracias por colgarla.
Arriba Melania